Jul 25, 2015

Enviado por en Amor y Sexo, Variados | 0 Comentarios

Hacer El Amor Teniendo Buen Sexo. Tips Para Disfrutar Sin Ningún Tipo De Complejo.

Hacer El Amor Teniendo Buen Sexo. Tips Para Disfrutar Sin Ningún Tipo De Complejo.
61 Flares Twitter 3 Facebook 58 61 Flares ×

¡Sexo!. La sola palabra nos lleva a pensar en placer, en complicidad, en acercarnos a ese cuerpo que nos pone nerviosas, que nos entusiasma. Es  más, pensamos inmediatamente en el encanto de lo que puede llegar a ser un buen momento.

Pero, ¿han pensado alguna vez en que hay experiencias que son excitantes y otras no?.  Esto nos lleva a pensar que, ¿hay buen sexo, sexo regular y mal sexo?.  ¿Podremos calificar y evaluar a esta experiencia maravillosa y ponerle adjetivos de bueno o mala?.  Con los tips que te daremos, podrás responder estas preguntas de una manera consciente e informada.

 

Historia del sexo.  ¡Amor, amor, desde  el inicio del mundo!

 

Pareja antigua desnuda

 

 

Es imposible determinar cuando comenzó la historia del sexo.  Viene inherente al mundo, porque por la reproducción la tierra fue poblada.  Que si empezó con los dioses de las mitologías antiguas, que si con los neardenthales, que si con los personajes bíblicos, que si con los primeros seres orgánicos que poblaron el planeta.  En fin, podrían ser muchos los precursores, una lista larga, y aún así, ¡no habría un ganador absoluto!.

Se habla mucho de sexo, pero poco de su historia, es un territorio que aun desconocemos por completo.  Pero hay algo distinto aquí, a diferencia de la revolución sexual que debieron haber vivido los primeros homínidos de la tierra, hubo un momento, en que algo fue distinto, especial.  Hubo un momento que nos soltamos de ese eslabón y nos convertimos en humanos.   Y el ser humano, fue el único ser que desabrochó la sexualidad de la sola función reproductiva.  Y además,  ¡vinculó al amor!.

Es así como, hablando de sexo humano, los hombres y las mujeres de cada época histórica, y en lo que al placer se refiere, han conseguido arreglárselas para actuar siempre a su antojo.  Evolucionando con los tiempos.

 

Hacer El Amor” o “Tener Sexo”

Suele hablarse de diferencias entre hacer el amor o tener sexo. ¿Las hay?.  Te damos estas ideas, para aclarar el tema.  ¿Qué piensas tu?.

  1.  Tener sexo es liberarse.  En algunas ocasiones las personas no tienen sexo por amor puro.  Lo hacen como una vía de escape.  Hay quienes sexualmente se liberan del estrés, por ejemplo. Y esta pequeña gran diferencia es lo que lleva a la definición de “tener sexo”, como a un acto egoísta, en el que cada uno busca su propio placer.

Mientras que hacer el amorAsí como en los monitos de los años 70’s que cuyo mensaje era: “Amor es…” y seguían tiernos y dulces mensajes para enamorados.  Si algo así. Hacer el amor es buscar acercarse a esa persona especial, hacerla sentir cómoda, y en la intimidad buscar juntos sus puntos de placer.

  1.  Tener sexo no requiere mucho tiempo.  El sexo, se hace rápidamente para conseguir un objetivo. En cambio, al hacer el amor, se busca que el placer sea más duradero.  Hacer el amor es más bien un acto de sensualidad más que de sexualidad.
  2. La dulce química.  Esas conocidas mariposas en el estómago, ese imán increíble que mantiene conectadas por horas a dos personas charlando sobre cosas simples.  Esa química es diferente a la atracción sexual por alguien, que es sólo física, porque no hay involucrados sentimientos.  Esta es una gran diferencia entre tener sexo y hacer el amor.

Pero ya sabes que todo depende de ti, y con creatividad, puedes combinar y lograr una experiencia rebosante de placer: ¡hacer el amor, teniendo buen sexo!.

 

Lograr Que Por Unos Segundos, El Mundo Deje De Existir


Mujer Desnuda Sentada Con PIernas Cruzadas Y Sin Cabeza

 

El orgasmo o clímax, es una descarga repentina de la tensión sexual acumulada.  Está tensión se transforma en contracciones musculares rítmicas en la región pélvica.  Aquí, lo más emocionante, es que va acompañada por ese embrujador e inolvidable placer sexual.  El pulso, la respiración y la temperatura corporal aumentan, también hay sudoración.   Ya literalmente, el mundo deja de existir.

El misterioso orgasmo femenino

Para el hombre es fácil reconocer un orgasmo, por la eyaculación.  Además, después de la eyaculación, el hombre entra a una fase de relajación en la que físicamente, es imposible alcanzar otro orgasmo o eyacular nuevamente. A esta fase se le llama médicamente el “período refractario”.  Durará, dependiendo de factores como el cansancio, la edad y el estímulo.

En la mujer es diferente, nosotras podemos alcanzar uno o más orgasmos sucesivos, si mantenemos la estimulación adecuada.  Físicamente esto es posible, pero no significa que tenga que ocurrir siempre.  La mujer puede disfrutar con un solo orgasmo o también llegando a múltiples.

¿Existe más de un tipo de orgasmo femenino?

La discusión está en la mesa desde hace mucho tiempo.  Se habla de orgasmo vaginal y orgasmo de clítoris, como si fueran dos orgasmos diferentes.  Esta diferenciación ha confundido a muchas mujeres que intentan conseguir ambos, sin lograrlo en ocasiones.

Tras estudios y debates, los expertos en sexología, sostienen tajantemente que no existe el orgasmo vaginal.  El clítoris es el órgano sexual femenino por naturaleza.  Es en el clítoris donde están las terminaciones nerviosas encargadas del orgasmo, ahí es donde se originan esas placenteras chispas de emoción.  Entonces, físicamente, no podría darse el orgasmo en ningún otro lugar. Ningún otro órgano cumple con estas condiciones.  Sin embargo, la diferencia es que el orgasmo se puede conseguir por varias vías, ya sea por la vagina, por la estimulación de los senos, por el tacto cerca de la uretra, al experimentar el sexo oral y hasta con un simple roce de piel.

Es más, una revisión a este tema, publicada por la revista “Nature Reviews Urology”, aclara que la zona erógena de la mujer va más allá de un solo punto de placer máximo.  Es una zona mucho más amplia. Los investigadores que desarrollaron esta tesis, llaman al área sensible femenina, el ‘Clitoris uretro vaginal’ . Es una zona que al ser estimulada adecuadamente en la penetración, lleva al placer sexual.  Ahí se encuentran los diversos puntos eróticos como el G, el A, el U y el llamado punto profundo.  Todo es sólo cuestión de gustos.

De todas formas, los estudios al respecto aún no terminan, puede que nuevas investigaciones cambien el curso de lo que pensamos del orgasmo femenino.

Vale la pena recordar que el orgasmo femenino es mágico, porque nosotras podemos conseguirlo de muchas formas, no sólo mediante el tradicional sexo de pareja.

¿Vale la pena fingir un orgasmo?.  ¡Mejor gozar de verdad!

Muchas mujeres, por no decir la mayoría, relacionan el orgasmo a la penetración.  Y por eso, hay tantas mujeres frustradas por no alcanzarlo de esa forma.  Esa inseguridad las lleva a fingir orgasmos, a engañar ´solidariamente´ a su pareja para no hacerlo sentir mal, o para terminar rápidamente el encuentro sexual.

Fingir no es bueno ni es malo.  Depende de cómo se mire.  Si lo haces por hacer feliz a tu pareja o por inseguridad, es negativo para la relación sexual, porque sentirás frustración.  Pero si se realiza como una manera de aumentar tu propia excitación, es positivo.  Se convierte en un arma adicional, para mejorar tu propia experiencia. 

No Es Pulsar Un Botón, Es Hacer El Amor

Son muchos los sentimientos que se relacionan a la frase “hacer el amor”.   Son varias las formas para hacer bien el amor, teniendo buen sexo.  Dicen que en la variedad está el placer.  Los placeres del amor y el sexo no son algo mecánico y simple como apretar un botón.  ¿Preparada entonces…?

Explora Estos Sencillos Tips Para Hacer Bien El Amor

 

Chica sentanda, desnuda y con pelota de fútbol

 

 

  1. Práctica saludable de amor propio:  La masturbación

¿Sabías que la masturbación, ese tema tabú sobre todo para las mujeres, es una de las prácticas más saludables que existen?. Hacerlo, trae varios beneficios corporales y psicológicos.

Falta mucho por conocer aún sobre la masturbación femenina.  Pero se han estudiado sus beneficios. 

Si deseas tener buen sexo, te masturbas.  Si, vas a tu ritmo, auto exploras tu cuerpo y esos puntos que te dan placer.  Ya cuando estés acompañada, sabrás que te gusta y podrás pedirlo sin tapujos.  Por una buena salud, te masturbas.  Si, estudios realizados por la Universidad de Indiana en 2009, confirmaron que las mujeres que se masturban, tienen más consciencia de la higiene y de la salud sexual, y por eso se cuidan más.  Si quieres dormir plácidamente, te masturbas.  Si, la auto complacencia libera endorfinas al producirse el orgasmo.  Esto ayuda a dormir plácidamente.  Para liberar dolores menstruales, te masturbas.  Si, la práctica de masturbarse en esos días, alivia dolores menstruales.  El contacto ayuda a desinflamar y a terminar con las molestias.  Si quieres decir adiós al estrés, te masturbas.  Si, post masturbación, viene la relajación.  Y por último, si quieres llegar al orgasmo, te masturbas.  Si, porque ese punto tan anhelado de placer es más fácil de lograr cuando las mujeres se conocen, cuando se han tocado a sí mismas.  Así saben que camino tomar.

  1. Conoce otra forma de hacer explotar los sentidos: Sexo oral 

El sexo oral es una práctica en la que se estimulan los órganos genitales con los labios y la lengua.  Esta práctica milenaria, es muy común entre las parejas.  Antes de hacerlo, es importante informarse sobre los factores de riesgo que el sexo oral trae.  Lo importante en esta práctica, es que se realice de mutuo acuerdo.  No a todos ni a todas les gusta, eso hay que entenderlo.

  1. ¡Disfruta el sexo, lo demás no importa!

Antiguamente el acto sexual era un tema “obligatorio” y reproductivo en las uniones de pareja.  Hoy, se entiende y se vive la sexualidad como un placer, como algo lúdico, sin tanto tinte religioso y moral.  Hacer el amor es algo tan personal, que para disfrutarlo, todo se vale.  Eso sí, mientras no se obligue, ni se haga daño a nadie, y sobretodo: ¡que se disfrute!.

¡El Sexo Se Vive A Tu Manera.  Suéltate Las Trenzas!

 

lábios rojos besando un cuerpo

 

 

La reflexión para quien quiera disfrutar de un buen momento sexual, es dejarse llevar.  Hay muchas señales que expresa el cuerpo. Dale a tu cuerpo lo que te pida, que te inunde el placer sexual sin culpas ni tapujos.  Hay muchas ‘falsas reglas sexuales’ que han atormentado a miles de mujeres a lo largo de la historia.  Ahora es tu tiempo, has lo que sientes, lo que quieres.  ¡Bueno, y lo que quiere él también!.

Infórmate mucho sobre el tema, conoce las diferentes alternativas de la sexualidad y disfrútala.  Experimenta y quédate con lo que te agrade y con lo que puedas compartir con tu pareja.

Ya no hay excusas para no planear un encuentro romántico con tu pareja hoy, y gozarlo. Hacer el amor, no solo te desconectará de la rutina y del estrés, te hará sentir más feliz, más querida, más segura.  Y todo esto, mientras pasas junto a tu pareja, un maravilloso momento de gloria.

¿Estás preparada?.  ¡Muy bien, entonces, comparte este artículo, para ayudar a liberar al mundo!

 El Clítoris – Cómo tener mejores orgasmos

61 Flares Twitter 3 Facebook 58 61 Flares ×
Compartir!

Dejar una respuesta

Show Buttons
Hide Buttons