Abr 7, 2015

Enviado por en Amor y Sexo, Variados | 0 Comentarios

La Verdad Sobre La Sensualidad : Tips Para Volverte Irresistible

La Verdad Sobre La Sensualidad : Tips Para Volverte Irresistible
1 Flares Twitter 0 Facebook 1 1 Flares ×

Las mujeres modernas buscamos ser bellas, atractivas, seductoras… sexys. ¿Pero qué es ser sexys? ¿Cuál es la imagen mental que tenemos de este concepto? Generalmente lo asociamos con abdómenes chatos, pechos voluminosos, piel de seda, labios carnosos, ojos impactantes, cintura de avispa… creemos que ser sexys abarca únicamente nuestro físico, ya que solo resultaremos atractivas a los ojos de los hombres mediante el aspecto exterior.

¡Pero no podríamos estar más equivocadas! Una cara bonita y un cuerpo escultural llama la atención, seduce, pero resulta extremadamente efímero si la apariencia no viene complementada con otras características que resultan mucho más interesantes y cautivantes para quienes tengan contacto con nosotras.

“Sexy” según la Real Academia Española quiere decir “quien tiene atractivo físico y sexual”. Vale aclarar que lo que es físicamente atractivo para uno probablemente no lo sea para otro. Pero lo que es más importante, el atractivo sexual no se mide necesariamente por el aspecto exterior. Se trata de una cualidad difícil de definir y ambigua que hace que una persona se sienta atraída hacia otra de manera poderosa e instantánea. ¡Y para generar atractivo sexual no dependemos del atractivo físico! Y esto está científicamente probado: Jim Pfaus, profesor de neurociencia y psicología canadiense y autor publicado en “Journal of sex medicine” ha descubierto que el proceso de atracción sexual, que es psicológico, se localiza en el sistema límbico y está relacionado con la memoria, la personalidad, la conducta y la atención. ¡Es decir, la atracción sexual se origina en el cerebro!

Por otro lado, “Sensual” quiere decir “gusto o placer de los sentidos, cosa que lo incita o satisface y persona aficionada a él”. Aquí entonces juegan las sensaciones, la imaginación y lo no-tangible. ¡Nada más lejos de lo físico!

En esta nota te proponemos trucos súper interesantes para resultar sexys y sensuales sin modificar nuestro aspecto físico de manera radical: simplemente con la actitud, la palabra y el intelecto. ¿Qué mejor manera de resultar inolvidables y atractivas, sin caer en lo efímero?

 

El Aspecto Exterior Cuenta, Pero No En El Sentido Que Tú Crees

Según investigaciones llevadas a cabo por prestigiosos neurólogos y sexólogos, lo que más se valora en una persona para considerarla sexy son los signos de buena salud. Una persona rozagante, vital, de actitud vital y dinámica, así sea que esté vistiendo un sweater súper holgado, va a ser mucho más atractiva a los ojos humanos que alguien que parezca enfermo y desgarbado; aunque este último esté vestido con el último grito de la moda.

Por otro lado, nuestro sistema nervioso está preparado para sentirnos atraídos por personas que se parezcan, aunque sea mínimamente, a nosotros mismos. ¡Se ve que hemos venido a este mundo para buscar a nuestros semejantes! Nos relacionamos más fácilmente con personas que sean físicamente similares a nosotros y compartan nuestras mismas opiniones, formas de vestir y look general.

woman-284621_1280

 

Es Solo Una Cuestión De Actitud

Independientemente de nuestro aspecto físico, nuestra forma de hablar, de caminar y hasta las palabras que elegimos pueden hacernos resultar más sensuales ante los demás. Aquí te dejamos algunos tips actitudinales que van a aumentar tu sex-appeal de mujer moderna a pasos agigantados:

  • Trata de ensayar tu manera de hablar y de pronunciar las palabras. Debe ser pausada, aunque no lenta ni aburrida; evita gritar o proferir insultos desubicados. Tiene que parecer que realmente te interesa y te apasiona cada una de las cosas que estás diciendo, pronunciando cada vocablo de manera precisa y segura. ¡Y por todos los cielos, no te comas las “eses”!
  • En una conversación, clava la mirada en los ojos de la persona que intentas seducir. No te tapes la boca ni esquives la mirada: son signos que inspiran desconfianza. No mires a tu celular ni a otras personas mientras te están hablando porque esas acciones pueden ser interpretadas como falta de interés o aburrimiento. Cautiva a tu interlocutor haciéndolo sentir la persona más importante de tu mundo en ese momento.
  • La coquetería dice mucho acerca de tu femineidad. Jugar con tu collar sobre tu escote, apoyar ligeramente tu mano sobre su rodilla en una conversación, sonreírle ligeramente mientras bajas la mirada en señal de leve timidez, aprovechar para pintarte los labios (y hacer que él repare en lo bonito que te queda ese tono de labial) son actitudes que destacan nuestro ser mujer y nuestro potencial sensual. ¡No lo escondamos más!
  • Nuestro caminar es súper importante. Intenta mantener una línea recta imaginaria vertical entre tus pasos, de forma tal que tus piernas se crucen ligeramente entre uno y otro. Tus caderas se verán increíblemente más afinadas y sensuales si mantienes esta postura corporal al caminar. Y si te sientas ¡siempre cruza las piernas como una señorita!

file000615586116

 

El Arte De La Conversación

¿Sabes por qué personas como la Reina Isabel de Inglaterra, Steve Jobs o el Papa Francisco son tan admirados por quienes han llegado a conocerlos? Porque saben manejar el arte de la conversación a la perfección. ¿Y en qué consiste? En entender que la persona con la que estás hablando es más importante que tú, pero no en señal de sumisión, sino en señal de cortesía y humildad. Es muy característico de las personas más educadas e ilustradas dejar hablar al otro, estimularlo con preguntas y exclamaciones alusivas para darle a entender que es interesante lo que está diciendo.

Un buen truco a la hora de seducir es, justamente, ejercer este arte de la conversación. Hacer sentir importante a nuestro interlocutor eleva su ego, por ende a nuestro lado va a estar cómodo, va a querer seguir conversando y va a verse irreversiblemente atraído por la mujer que está prestándole tanta atención y que quiere conocer tanto acerca de él…

guy-698784_1280

 

Recuerda Que Hablar De Ti Misma No Está Mal. ¡En Dosis Moderadas!

A todas nosotras nos aburren las personas que hablan sin parar sobre sí mismas, ¿verdad? ¡Queremos que se callen y nos dejen tranquilas! Justamente, la idea es no caer en este extremo, pero tampoco quedarnos calladas del todo. Podemos contar algunos datos de nuestra vida, de nuestros gustos y de nuestras preferencias; con fuerte foco en las similitudes que encontramos con nuestro interlocutor. Un ejemplo podría ser: “Tú sueles ir al gimnasio, ¿verdad? Yo quisiera empezar a hacer actividad física pero no encuentro algo que me guste lo suficiente…”. Cuenta algo de ti, dándole la posibilidad a la otra persona de explayarse y hasta brindarte un buen consejo. Nada difícil, ¿verdad?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Vemos entonces que a ser sexy y sensual no depende del tamaño de nuestras caderas, nuestros pechos o nuestros labios. Depende de nuestro comportamiento, nuestra actitud, nuestra conversación y nuestra femineidad; características que todas tenemos y que podemos sacar a relucir de la mejor manera posible. Podemos ser sexys sin seguir los modelos inalcanzables que nos imponen las publicidades y el Photoshop, y ser interesantes y seductoras siendo nosotras mismas.

¿Qué opinas sobre el concepto “sexy”? ¿Crees que es más sexy un cuerpo perfecto, una actitud sensual o una gran conversación? ¡Cuéntanos!

1 Flares Twitter 0 Facebook 1 1 Flares ×
Compartir!

Dejar una respuesta

Show Buttons
Hide Buttons